Loading...

Friday, February 3, 2012

INTERNET Y DISIDENTES: Bloguera cubana impedida de salir de la isla pese a tener visa en Brasil


Yoani Sánchez informó que el gobierno de Raúl Castro le negó el permiso para viajar, a pesar de la visa concedida en el marco de la visita de la presidenta brasileña Dilma Rousseff a La Habana.

03/02/2012 - 19:33
La bloguera y disidente cubana Yoani Sánchez informó este viernes que el gobierno de Raúl Castro le negó el permiso de  salida de la isla para viajar a Brasil, que le había concedido visa en el marco de la visita de la presidenta Dilma Rousseff a La Habana, esta semana.

Sánchez, a quien las autoridades han negado el permisos de salida en los últimos cuatro años, pretendía asistir el 10 de febrero en Brasil a la  presentación del documental "Conexión Cuba-Honduras", del brasileño Dado Galvao.
"No hay sorpresa. Me vuelven a negar el permiso de salida. Es la ocasión î  19 que me violan del derecho a entrar y salir de mi país", escribió Sánchez en  su cuenta de la red social Twitter.

"Me siento como el rehén secuestrado por alguien que no escucha, ni da  explicaciones. Un gobierno con pasamontañas y pistola al cinto", agregó la  bloguera, de 36 años, que ha recibido reconocimientos en el exterior por sus  escritos críticos sobre la situación en la isla comunista en su blog  "Generación Y".

"Raúl Castro está de viaje en Venezuela y a mí no me dejan visitar Brasil. Cosas de totalitarismos", escribió Sánchez en alusión a la gira del presidente  cubano para asistir a la cumbre del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos  de Nuestra América).

Todos los cubanos, en la isla y la diáspora, necesitan permisos para salir  y entrar al país.

Ni las autoridades ni los medios de comunicación cubanos, todos bajo  control estatal, han comentado este caso, pero coincidentemente un portal  oficialista publicó este viernes que Estados Unidos intenta "fabricar  ciberdisidentes" en la isla.

El blog de Sánchez recibió en 2008 el Premio Ortega y Gasset del diario  español El País en el apartado de periodismo digital. Ese mismo año la revista  Time la seleccionó entre las 100 personas más influyentes del mundo y la cadena  estadounidense CNN situó su blog entre los 25 mejores del planeta.

La presidenta Rousseff dijo el martes que su gobierno había concedido la  visa a Sánchez, durante una visita de menos de 48 horas a La Habana, en la que  se negó a hacer críticas por temas de derechos humanos.

"Yo di, Brasil dio, su visa para la bloguera, los demás pasos no son de la  competencia del gobierno brasileño", dijo la mandataria, en alusión a que el  permiso de salida lo otorga el gobierno cubano.

Sánchez agradeció "a todos los que tuvieron la esperanza de que esta vez lo  lograría". "Gracias por el optimismo, pero soy una prisionera", escribió.

"¿No aprenden, es que no aprendenâ Si me dejan salir, pierden, si no me  dejan salir pierden más", afirmó.

Los sitios oficialistas cubanos no han comentado hasta ahora este caso, en  un país donde el escaso debate político público se desarrolla en las redes  sociales de internet, pero el portal oficialista Cubadebate denunció una  "ciberguerra" de Estados Unidos.

"Bajo esta estrategia injerencista, es 'legal' para el Ejecutivo  estadounidense fabricar 'ciberdisidentes' o mercenarios virtuales orientados a  difundir mensajes manipulados o realizar llamamientos a la desobediencia civil  en Cuba, empleando plataformas como Twitter, Facebook, Blogs y otras", publicó  Cubadebate.

"Contra Cuba (la ciberguerra) se materializa a través de la propagación  permanente en la web de contenidos contrarrevolucionarios por mercenarios en la  isla o individuos y organizaciones anticubanas radicadas en el propio  territorio estadounidense y en países aliados de Europa", añadió.

Sánchez escribió que "si todo este esfuerzo sirvió para arrojar luz sobre  el absurdo migratorio en que estamos atrapados los cubanos, entonces valió la  pena".

Raúl Castro anunció el 23 de diciembre que introducirá "paulatinamente" una  reforma migratoria, que los cubanos esperaban que aprobara en 2011, para poner  fin a medio siglo de prohibiciones, que han sido ineficaces para impedir que  miles de cubanos emigren cada año legal o ilegalmente, a veces en peligrosas  travesías en balsas en el mar.

No comments:

Post a Comment